Evaluación de competencias en la atención del embarazo, parto, posparto, recién nacido y sus complicaciones

En Nicaragua no se contaba con mucha información sobre los conocimientos y habilidades que tenía el personal de salud que se considera calificado para la atención del embarazo, parto y posparto: igualmente se conocía muy poco sobre la capacidad del personal para tratar las complicaciones más comunes del parto, que ponen en peligro la vida, tales como la hemorragia, la hipertensión inducida por el embarazo, la sepsis y la labor de parto obstruido. Ante esta realidad el Ministerio de Salud, convocó a las Agencias de: UNICEF, OPS/OMS y USAID a través de sus Proyecto Garantía de Calidad (Quality Assurance Project, QAP) y CARE y, propone realizar una investigación a nivel nacional sobre competencias que tiene el personal de salud calificado en la atención del embarazo, parto, posparto, recién nacido y sus complicaciones, con la finalidad de identificar los conocimientos científicos y las habilidades, orientar la asistencia técnica para la adecuación de los planes de mejora, además de poder contar con una herramienta que permita evaluar el desempeño del personal de salud (médicos y de enfermería) de forma permanente. Para ello se seleccionó una muestra representativa: 20 hospitales que brinda atención a la madre y al niño/a de 22 existentes a nivel nacional, 44 unidades del Primer Nivel de Atención, de un total de 175, siendo evaluados un total de 1,358 personas. La investigación tuvo dos momentos: el primero fue la aplicación de una evaluación en forma escrita del conocimiento conteniendo cincuenta y ocho preguntas, distribuidas en diez temas; siendo aplicadas al dos tercio del personal de salud que brinda atención directa a la mujer y al recién nacido. El segundo momento fue evaluar las habilidades en la atención de las principales complicaciones del parto y atención del recién nacido. Para este proceso se utilizaron modelos pélvicos anatómicos y maniquíes del recién nacido. Un total de veinte personas participaron por cada hospital y seis personas por cada Centro de Salud del Primer Nivel de Atención. La aplicación de esta metodología de evaluación demostró ser fácil y sostenible, además de brindar tanto una visión global como a nivel de detalles de los conocimientos y habilidades que tiene el personal de salud.

Report Author(s): 
República de Nicaragua Ministerio de Salud
Facebook icon
Twitter icon
LinkedIn icon
e-mail icon